Superaprendizaje

 

En los años sesenta diversos fisiólogos soviéticos mencionaron que: apenas si utilizamos el diez por ciento de nuestra capacidad cerebral, y sin embargo, podemos aprender a utilizar las reservas de la mente.

Un científico búlgaro Georgi Lozanov descubrió una serie de técnicas que permiten utilizar al mismo tiempo el cuerpo y la mente al máximo nivel de eficacia, hasta el punto de desarrollar literalmente una mayor rapidez y facilidad en el aprendizaje.

Este sistema de aprendizaje recibe el nombre de "sugestopedia". La sugestopedia es una serie de técnicas que ayudan a llegar a esas reservas de la mente y el cuerpo.

La sugestopedia pretende poner en funcionamiento las facultades del cuerpo, las del hemisferio izquierdo y las del derecho de forma conjunta, como un todo organizado para que el individuo pueda hacer mucho mejor todo aquello que se proponga.

La sugestología tiene sus raíces más profundas en el sistema raja-yoga y es, en esencia, la aplicación de los estados alterados de conciencia al aprendizaje.

Lozanov se convenció a través de sus investigaciones de que, en cierto modo, todas las personas tenemos una supermemoria, el problema es que no podemos recordar lo que almacenamos. Lozanov cree que el cerebro, libre de todas las distracciones que dificultan su funcionamiento, es como una esponja capaz de absorber conocimientos e informaciones de todas clases.

Las investigaciones cerebrales realizadas por el doctor Wilder Penfield del Instituto Neurológico de Montreal, respaldan esta idea. Muestran que tenemos, en efecto, una especie de "grabadora" natural incorporada en la cabeza. El doctor Penfield elaboró la hipótesis de que toda experiencia (vista, sonido, olor y sabor) se graba como un modelo concreto en el cerebro y que este modelo sigue allí después de olvidar conscientemente la experiencia.

El doctor Lozanov está de acuerdo con Penfield en que conservamos todos los datos que los sentidos nos aportan, visión, sonido, olor y sabor, pero va aún más lejos. Él cree que estamos, además, acumulando constantemente información que percibimos de un modo intuitivo y telepático, muchos occidentales se preguntaban desconcertados, al oír hablar del método de la supermemoria. cómo podía ser tal cosa.

Probaban a poner música, a sentarse en asientos cómodos y escuchar cintas de idiomas.... y no pasaba nada. Era difícil lograr un aprendizaje instantáneo ¿Cómo aprender a recordar lo percibido? se preguntabas las personas.

Los dos secretos básicos son:

  • Estado de relajamiento

  • Ritmo sincronizado

 

ESTADO DE RELAJAMIENTO:

El superaprendizaje es un método de educación holístico que procura que cuerpo y mente, ambos, operen en armonía. Se basa en la idea de que la mente puede aprender con más rapidez y facilidad si el cuerpo funciona a ritmo más eficiente.

Los fisiólogos descubrieron, hace ya muchos años, que si la persona relaja su tensión muscular puede recordar mejor lo que había estudiado.

Por ello dentro del Programa "1,000 Dinámicas para grupos" se incluyen muchas dinámicas de "Preparación para el Aprendizaje" que se fundamentan en el modelo de Superaprendizaje.

El ritmo cardiaco más lento da al corazón, literalmente, unas "vacaciones". El corazón suele latir de sesenta a ochenta veces por minuto. Los especialistas creen que si pudiéramos aproximarnos más al promedio de los sesenta latidos por minuto, estaríamos más sanos y tendríamos mayor capacidad mental.

Hay muchos métodos conocidos de relajamiento que pueden eliminar la tensión y poner al cuerpo en estado de relajamiento. Sin embargo, los científicos llegaron a la conclusión que no bastaba con el relajamiento. Debe ser un relajamiento especifico que permita dejar a la mente alerta y con capacidad para concentrarse.

 

RITMO SINCRONIZADO:

Los principios de la yoga dicen que el ritmo: "Sitúa todo el sistema, incluido el cerebro, bajo un control perfecto y en perfecta armonía, y se logran así las condiciones más perfectas para desplegar facultades latentes". El doctor Lozanov estudió el ritmo y su relación con al aprendizaje.

  • Si el material didáctico se transmitía en intervalos rápidos de un segundo, las personas aprendían sólo un veinte por ciento, más o menos, de él.

  • Con intervalos de cinco segundos, retenían un treinta por ciento, aproximadamente.

  • Con un intervalo de 10 segundos entre cada fragmento, el volumen de material memorizado llegaba ya al cuarenta por ciento.

  • Un ritmo continuo y monótono de unos diez segundos activa, la capacidad mental de recordar.

Pero entonces surgió otro obstáculo. La monotonía de la recepción rítmica distraía a la persona. La repetición ayudaba a la memoria, pero la obstaculizaba al mismo tiempo.

Lozanov resolvió este problema utilizando tres entonaciones distintas con el material que se recitaba rítmicamente:

  1. Normal

  2. Cuchicheo suave

  3. Fuerte, voz imperativa

 

RESPIRACIÓN:

Si quieres aprender a utilizar las técnicas de superaprendizaje, una de las primeras cosas que hay que aprender es a controlar la respiración. La respiración es fundamental para el ritmo.

El cerebro necesita aproximadamente tres veces más oxigeno que el cuerpo para funcionar adecuadamente, sobre todo cuando la persona trabaja sentado.

Si en vez de respirar al azar lo hacemos a ritmo regular, la inteligencia se agudiza automáticamente. Así mismo, cuando entre inspiración y espiración se retiene el aire unos segundos, se estabiliza la actividad mental y el pensamiento puede concentrase mucho mejor en una sola cuestión o idea.

En el Programa "1,000 Dinámicas para grupos" se presentan diversas Dinámicas para aprender a controlar la respiración y de esta manera facilitar el aprendizaje.

 

ESTADOS ALERTADOS DE CONCIENCIA PROVOCADOS POR LA MÚSICA:

No es sólo el ritmo respiratorio lo que puede alterar los estados de consciencia. Se ha descubierto también que música y sonido pueden alterar la actividad de las ondas cerebrales.

El efecto general de la música en el superaprendizaje, es el de un "masaje sónico", al eliminar la tensión del trabajo mental intenso. La música ayuda a centrar la atención hacia dentro, en vez de hacia afuera.

La música que se usa en el superaprendizaje es un elemento muy importante. Si no tiene el ritmo preciso, los estados alterados de consciencia deseados no se producirán y los resultados son pobres.

No es una elección personal y no tiene nada que ver con gustos musicales personales. Es una música especifica para un objetivo especifico.

En superaprendizaje existen tres tipos de selecciones de música:

  • Música para el superaprendizaje

  • Música para el aprendizaje activo

  • Música para revitalizar el cerebro

La música barroca logra estados y condiciones propicios para el aprendizaje, pues tiene un ritmo de sesenta golpes, que equivale a los latidos del corazón cuando estamos tranquilos y reposados.

Por eso sincroniza su ritmo al de nuestros latidos de forma inmediata y el cerebro al registrarla manda una señal al cuerpo para mantenerlo tranquilo y alerta.

Las selecciones para el aprendizaje activo poseen una vibración más corta que la música barroca; la agilidad en las notas y el aumento en el ritmo provocan en la persona un estado de alerta constante manteniendo en condiciones de lograr un aprendizaje más activo, esto es, más interacción mente/cuerpo.

En cuanto a la música para revitalizar el cerebro, proporciona nueva energía y lo dispone para cualquier aprendizaje. Le sugerimos utilizar este tipo de música cuando se realizan las Dinámicas para grupos. 

 

 

Regresar a la lista de Artículos