Discusion de gabinete

 

La discusión de gabinete tiene como objetivo tratar un tema o problema de especial importancia, entre un grupo de personas con determinadas responsabilidades y con el fin inmediato de tomar una decisión.

El nombre dado a esta técnica recuerda a las reuniones de ministros, jefes o directores, y en un nivel por supuesto muy distinto trata de desarrollar el mismo tipo de trabajo. Dentro de los grupos comunes, la Discusión de gabinete puede utilizarse cuando exista un problema muy especial, de particular resonancia, de cuya solución depende en gran medida la buena marcha del grupo. También se puede utilizar como entrenamiento para el desarrollo de la capacidad de toma de decisiones.

En el "Gabinete" intervienen no más de veinte personas, con jerarquías o status semejantes. El grupo designa un director o presidente y un secretario. Como hemos dicho, la decisión tomada por el gabinete tienen cierta envergadura y su aplicación interesará a todos los miembros del grupo. Esto se infiere del hecho de que el Gabinete no se reúne para tratar temas de rutina, sino de resonancia especial.

El objetivo educativo implícito en la práctica de esta técnica consiste en desarrollar en los individuos aptitudes para el manejo de tareas o problemas complejos, para asumir responsabilidades especiales y para tomar decisiones en acuerdo de grupo en situaciones generalmente optativas y de consecuencias prácticas.

 

¿Cómo se realiza?

 

Preparación:

La iniciativa para realizar una discusión de gabinete puede partir del líder o conductor de un organismo o Grupo, o bien de los miembros de un grupo. De todos modos, habrá un facilitador encargado de llevar adelante la iniciativa concretando el tema o problema, haciendo las citaciones con antelación suficiente para que los integrantes puedan pensar sobre el asunto, indagar antecedentes, consultar expertos, etc.

Desarrollo:

  1. El Gabinete funciona con la conducción de un director que puede ser el mismo facilitador, organizador o uno de los integrantes designado por el grupo, Se nombra un secretario.

  2. El director formula con precisión el tema o problema que debe tratarse, expone los distintos aspectos que a su entender conviene discutir y puede ser el primero en dar su punto de vista sobre las posibles soluciones, con el fin de que sean consideradas.

  3. Terminada la exposición del director, los miembros exponen su opinión sobre el tema y lo propuesto, se establece una discusión general con vistas al logro de la mejor decisión. El debate deberá hacerse siempre en un plano de realidad, contando con el acopio de información obtenida y con un objetivo conocimiento de las circunstancias. Como ya hemos dicho, se trata de dar solución a un problema concreto e inmediato, y no caben en este caso disquisiciones teóricas o especulaciones abstractas.

  4. Agotado el debate, el grupo se aboca a la redacción de la decisión más conveniente, que será registrada por el secretario. Esta decisión será acatada por todos los miembros.

  5. La duración de la discusión de Gabinete dependerá de las dificultades que presente el tema, del acuerdo o desacuerdo que exista entre los miembros, de la necesidad que hubiere de mayor información, etc. Puede extenderse a varias horas o realizarse en varias sesiones separadas por intervalos convenidos.

 

 

Regresar a la lista de Técnicas